Entrelodicho

un blog de Diana Fernández Zalazar
Subscribe

Archive for Marzo, 2008

Celulares y Claro que sigue la ineficiencia!

Marzo 28, 2008 By: Diana Category: comunicación, sociedad, tecnología No Comments →

celularAyer por la tarde me quedo sin pulsos en mi teléfono celular y observo que tampoco se me permite que realice las llamadas a los números que tengo predeterminados para mensajes y llamadas gratuitas. Llamo al servicio de atención al cliente del ahora Claro, antes CTI, y les comento mi inconveniente. También les informo que el día 24 del corriente en un local oficial en un shopping agregué el segundo número para llamadas gratuitas. Primero la telefonista que atiende el reclamo me dice que llame más tarde porque están sin sistema, por lo que no puede darme información de lo que ocurre y además no puede registrar mi reclamo de ninguna manera por el mismo motivo. Le pido que tome mi número para llamarme luego e informarme de la situación, pero me dice que eso no es posible. En definitiva, es como si no hubiera llamado. Le digo que quiero hablar con una supervisora, que me atiende unos minutos más tarde, y frente al reclamo me informa que lo sucedido se debe a que sólo se podía agregar el segundo número con llamadas sin cargo cuando comienza un nuevo período, es decir, al mes siguiente, y que la operatoria implica dar de baja el que tenía configurado primero para luego dar de alta los dos. Claro que cuando realizaron dicha opertoria en el local del shopping no me informaron nada de esto y me dejaron sin el servicio sin avisarme.
En fin, lo de siempre, más claro o menos claro, lo que se mantiene es la ineficiencia.

Celulares, niños y la omnipresencia del Otro.

Marzo 25, 2008 By: Diana Category: comunicación, psicología, salud, tecnología No Comments →

Celular para niñosHacia fines de 2006 la empresa Imaginarium y la empresa Movistar han lanzado al mercado un “juguete”, que no es otra cosa que un teléfono móvil para niños a partir de los seis años. Imaginarium lo presenta como: pensado para que padres e hijos se comuniquen con total tranquilidad, pero esto no termina allí ya que en la página donde se publicita el producto además se lo valora diciendo que: “Favorece:

  • El crecimiento emocional sano
  • El desarrollo de la conciencia
  • La identificación, asociación y relación de conceptos
  • La capacidad de expresión
  • Desarrollo de la socialización”

Cabe calificar al menos de apresuradas a dichas afirmaciones ya que los procesos de crecimiento emocional y demás ítems allí mencionados forman parte de una compleja trama de interacciones, entre las que se hallan las determinaciones biológicas, sociales y culturales, las interacciones con el medio físico y fundamentalmente con los otros significativos. Ninguna investigación seria podría avalar semejante nivel de afirmaciones, por lo que como es obvio hay que tomarlo como parte de una campaña de publicidad que promete como lo hacen también muchos políticos. Pero la idea no era detenerme sólo en el tema de la presentación sino en los posibles efectos del uso de celulares en niños. Si bien no hay investigaciones que puedan afirmar que la exposición a largo plazo de los campos electromagnéticos emitidos por la radiofrecuencia produce daño neuronal, cabe al menos también en este aspecto ser cautelosos y más con respecto a los niños ya que el desarrollo neurológico aún está en marcha. Pero además también cabe comenzar a pensar ciertos efectos en la subjetividad que se hallan ligados a momentos en el desarrollo que son fundantes de la autonomía y del desarrollo emocional de un niño. El hecho de que las figuras parentales u otros significativos, cualesquiera sean ellos, puedan estar ausentes y no siempre a disposición del niño generan en el desarrollo la cuota necesaria para el ejercicio de la tolerancia a la frustración y el no inmediatismo. Por otra parte la posibilidad de que los padres puedan llamar en cualquier momento para saber que hace o donde está esconde algo que va más allá del supuesto interés por la seguridad, ya que un niño de 6 años ¿dónde podría estar si no es en la escuela o con familiares o amigos? ¿Cómo un padre o madre podrían no saber donde se encuentra un niño pequeño? ¿O acaso también este no es otro modo de voyerismo que busca espiar el mundo en donde el niño debe socializarse más allá de la mirada parental? Creo que sobre este tema queda mucho por investigar pero desearía por la salud de los pequeños que estos aparatitos “juguetes celulares”, defendidos bajo el argumento de la seguridad y de la comunicación, no se conviertan en el panóptico parental que lejos de cuidar enloquece.

Memoria, justicia y futuro

Marzo 24, 2008 By: Diana Category: comunicación, conocimiento, democracia, redes sociales, sociedad No Comments →

Hoy se cumplen 32 años del golpe militar que inauguró uno de los más oscuros períodos de la historia argentina y que ha dejado heridas abiertas hasta el día de hoy. La falta de justicia o la lentitud en las causas en los juicios que se siguen por la violación a los derechos humanos es una deuda pendiente que hace que la convivencia y la recomposición de los lazos sociales sigan todavía afectados. Pero es verdad también que se ha ido avanzando, se recuerda, se sabe más y ya nadie puede hacerse el distraído, el olvidado o el desentendido. La verdad se impone y los rostros monstruosos de los asesinos y de los que vendieron el país y el futuro de muchos compatriotas son públicos y reconocidos por todos. En medio de este contexto en el que todavía queda mucho por resolver quiero destacar el trabajo de las abuelas y nietos que siguen en la búsqueda y la recuperación de la identidad. Ésta me parece que de todas las acciones es una de las que más esperanzas trae, ya que los hijos de desaparecidos, los nietos de las abuelas, son el futuro. La restitución de la identidad es algo que además de tener fuerza de verdad es reparatoria y toca a lo más profundo de la subjetividad. Por esto es que hoy quiero compartir un video hecho para los 30 años del golpe que muestra hoy a los nietos recuperados y que nos alienta a pensar en el futuro.

 

Tránsito, accidentes y suicidios.

Marzo 22, 2008 By: Diana Category: Periodismo, comunicación, democracia, educación, redes sociales 3 Comments →

SemáforosDesde hace ya bastante tiempo en Argentina tenemos el triste privilegio de ser el segundo país en el índice mundial de muertos por accidentes de tránsito. Esta situación que preocupa incluso a nivel oficial, ya que mueren 400.000 personas por año y el índice de muertos y heridos se ha ido incrementando en un 69% en los últimos ocho años, tiene un impacto social y cotidiano que por momentos espanta. Digamos que lo que espanta, además de las consecuencias (muerte y discapacidad), es la naturalización de las conductas que llevan a estos desastres. Altos niveles de consumo de alcohol, drogas, fallas en el control de unidades de transporte público, falta de control de la situación psíquica y de trabajo de los conductores de transporte de corta, media y larga distancia y falta de acatamiento general de las normas de tránsito por la mayor parte de la población. Esta situación que si bien es por demás compleja no deja de reaparecer en el día a día e insiste en una repetición de la pulsión de muerte que muestra la cara de la impulsión y la desorganización que se evidencia en cada nuevo hecho “accidental”. Y cabe aquí pensar si realmente se puede hablar de accidentes o si podemos empezar a encontrar cierta lógica que se evidencia en estos tristes escenarios. En su obra de 1897 El suicidio” de 1897, el sociólogo francés Emile Durkheim plantea una tesis sumamente interesante respecto de este fenómeno que estudia y explica como un fenómeno social que depende más del tipo de sociedad en la que se produce que de las causas psicológicas de los individuos. Dentro de la tipificación de los suicidios menciona el suicidio anómico, que ocurre cuando en las sociedades las instituciones y los lazos de convivencia se hallan es situación de desintegración. Y vale aquí volver a mirarnos al espejo y reconocernos en esa trama dañada, con los agujeros de una historia que rompió con la solidaridad, la cooperación y el entendimiento mutuo. Quizás el día en el que podamos suturar y volver a reestablecer el entramado social dejemos de “suicidarnos accidentalmente”. Ese día seremos alguien que se reconoce en la convivencia con los otros.

Referencias:
http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&num
exp=5699-D-2007

http://www.blog-medico.com.ar/noticias-medicina/muertes-por-accidentes
-de-transito.htm

http://www.lanacion.com.ar/archivo/Nota.asp?nota_id=947540
http://www.clarin.com/diario/2008/03/21/um/m-01633861.htm
http://www.rosarionet.com.ar/rnet/nacionales/notas.vsp?nid=31575

 

El día de lo femenino

Marzo 08, 2008 By: Diana Category: comunicación, democracia, género No Comments →

Pintura de KimtMe gusta decir femenino más que el día de la mujer, pues muchas veces cuando se habla de mujer se sigue situando este significante en relación a una ligadura inexorable con la determinación biológica.
En realidad mujer es quien siente que lo es y quien desea serlo y es en la singularidad de cada una que se expresa el decir de esa feminidad.
Y en este día quiero recordar a un grupo de mujeres que supo decir y que tuvo la valentía de cambiar agrupándose y reflexionando sobre su condición, su entorno, sus afectos, sus crisis y la certeza de que lo que les quedaba por vivir querían hacerlo de un modo diferente. Me refiero a un grupo de mujeres con las que trabajé como coordinadora del grupo de climaterio y menopausia, donde me permitieron poder acompañarlas en el difícil camino de la resignificación de las pérdidas a las que nos somete la vida y de las cuales aprendí a vencer prejuicios respecto de la edad, de las capacidades y recursos que se tienen aún cuando se cree que ya la vida está prácticamente delineada. Mujeres que pasaban por estados críticos a causa de su salud o la de sus compañeros, duelos, crisis económicas que derribaban todo lo acumulado en una vida de trabajo, pérdidas de hijos o de lazos que consideraban primordiales. En fin, todo un escenario convulsionado en el que se escuchaban y sostenían y en el que elaboraban salidas a veces hasta sorprendentes en donde ponían una vez más en juego el deseo de seguir construyendo y vivir como decían “lo que queda de una manera diferente”. Y vaya que eran valientes en jugarse, en barajar y dar de nuevo incluso en casos en los que todo parecía perdido. Por eso mi recuerdo y homenaje hoy es para esas féminas que supieron hacer de la diferencia un modo de vivir diferente.