Entrelodicho

un blog de Diana Fernández Zalazar
Subscribe

Archive for Febrero, 2008

Regreso desde el mar

Febrero 07, 2008 By: Diana Category: Periodismo, comunicación, sociedad 3 Comments →

Punta RasaDespués de un descanso disfrutado a full me encuentro recordando los mejores momentos y compartirlos a través de la escritura, brindando además alguna recomendación, resulta un plus en este recorrido. Pero me limitaré a un lugar, un libro, un recorrido y una modalidad de descanso de todas que he podido realizar en este verano.

Sin ningún lugar a dudas el lugar privilegiado para mí es siempre el mar, ya sea en la costa argentina o en cualquier otra, en este caso elijo a San Clemente porque allí me reencontré luego de muchos años con las vacaciones que adoraba en mi infancia. Playas amplias, agrestes, no demasiada gente y el viento y el mar más puros. Pensando en un recorrido se destaca la excursión a Punta Rasa, lugar donde el mar y el río se encuentran en sus límites y la naturaleza nos permite acercarnos más a los cangrejos, los huevos de caracol marino y las distintas variedades de peces que se hacen presente incluso cerca de la orilla. También los médanos y la amplia playa dan una sensación de libertad o de “sentimiento oceánico” que pocas veces es posible transitar. En consonancia con este disfrute de la naturaleza creo que la mejor elección ha sido el poder ir a un camping. El despertar entre árboles, cerca del mar y rodeada de vínculos, que si bien eran casuales, resultaron ser sumamente familiares en el transcurrir cotidiano. Un alto nivel de cooperación y solidaridad aunado a una predisposición al disfrute y a la diversión que van bien lejos de los roles que cada uno asume en la vida laboral. Allí nadie pregunta que haces, a qué te dedicas, sólo importa el aquí y ahora del compartir para disfrutar de alguna actividad. También está el tiempo de disfrute individual. Allí es donde la lectura es mi compañera eterna. En esta ocasión el libro de Pablo de Santis “El enigma de París” fue un placer que también me recordó el placer de otras lecturas de novelas negras. Un maravilloso libro que además de recordar los clásicos del género transita aristas filosóficas y psicológicas con un grado de claridad y con algunos pasajes de humor e ironía que resultan imperdibles. Un libro indispensable para los amantes del género.

Finalmente todos estos placeres no serían nada sin la compañía de los seres que amo y tengo la fortuna de tener. En fin, unas vacaciones más para el recuerdo.